La ciudad de los puentes me vio nacer, la sucursal del cielo me vio crecer y la ciudad de la eterna primavera mi Oh la la me hizo hallar.